DIVERTÍCULO VESICAL

es una situación clínica en la que existe un defecto en la pared muscular de la vejiga a través del cual se protruye la mucosa vesical en forma “bolsillo invertido”, puede ser congénito y adquirido.

Los divertículos vesical congénitos están situados cercanos  a los uréteres (paraureterales),  han sido asociados con varios síndromes.

Generalmente son asintomáticos, pero cuando son de gran tamaño, provocan vaciamiento incompleto de vejiga, predisponiendo a infección urinaria,  en otras situaciones pueden obstruir al uréter, o producir reflujo vesicoureteral.

 

 

¿CÓMO SE DIAGNÓSTICA UN DIVERTÍCULO VESICAL?

 

 La sospecha clínica de trastorno de la función vesical, hace que solicitemos una cistouretrografía miccional, la misma que nos mostrara claramente el divertículo.

 

 

¿CÓMO SE TRATA UN DIVERTÍCULO VESICAL?

 

 Los divertículos congénitos cuando son asintomáticos solo requieren observación con vigilancia estrecha. Cuando son sintomáticos, el tratamiento es quirúrgico.